explicar la muerte a un hijo

    Explicar la muerte a un hijo, es algo relativamente fácil. Bastará que haya vivido el accidente de alguna mascota, la hospitalización coartada abruptamente de algún abuelo, o bien, recordarle la muerte de aquellos patos bajos la escopeta, el cesar, el dejar de ser, la máquina ya sin electricidad, el cuerpo sin su software. Podremos mostrar el cadáver de un pájaro, comido por gusanos y hojas húmedas del otoño bajo los caracoles. Podremos utilizar dos, tres, cinco, no más de veinte palabras si uno quiere desembarazarse rápido.    
   Ahora, si uno es religioso, sea cual sea nuestra creencia, explicar la muerte a un hijo, es realmente un trabajo tedioso sino imposible, sobretodo cuando comienzan las preguntas. Y además, peligroso, uno puede correr el riesgo de dar con la verdad.
Categories:

2 coment:

Leticia dijo...

Desde adentro.... jajajajajajajajajajaja

Pablo dijo...

No entendí.